METODOS PARA COMBATIR LA INSOPORTABLE VERDAD

A José Emilio Tallarico

Discurrimos paralelos a ríos de recuerdos
que van a dar al ser que nunca fuimos.
Recuerdos que surgen a deshora,
o para ese preciso instante
que explique lo ruin o lo sublime
del ser sucesivo en que vivimos.
Resaca de la infancia, sueño
de otros sueños, ¿serán verdad,
habrá ocurrido en esta vida,
o en otra, si apurados
la verdad se hace imprescindible?

Asqueado y frágil lo desdice
el otro lado del espejo. Lo niega,
furtiva, la evidencia.

Y sin embargo, hurgamos
en el pálpito vacío, damos vida
a un fantasma evocador
que evoca la quimera,
porque la verdad, acaso, no se entienda
sin el aura feliz de una mentira.